Ubicado en Bogotá con educación preescolar, primaria y bachillerato, calendario A, mixto, formación en  inglés intensivo y valores, ICFES Muy superior (A+)

Fortaleciendo el presente y futuro de nuestras familias

Una de las etapas de la vida más bellas es la niñez, tanto los padres como los niños aprenden a descubrir un mundo diferente, los niños empiezan a descubrir el mundo y exploran cada uno de sus sentidos, ojos, oídos, boca, nariz y manos juegan un papel trascendental en el libre y apropiado desarrollo de las capacidades cognitivas de los niños y las niñas; la mayoría de los padres quieren fortalecer ese proceso de experimentación de sus hijos con refuerzos escolares, con medidas de protección y cuidado, brindándoles la mejor calidad de vida, pero ¡cuidado! Estos son solo los sentidos, lo importante en realidad es que se va a hacer con ellos.

 

Los padres de familia tienen el rol principal en la crianza y en la educación de los niños, son los sujetos de autoridad quienes establecen las pautas de crianza que deben ser aprendidas por cada uno de los seres humanos; y es aquí donde muchos de los padres fallan a la hora de conseguir este punto fundamental de la vida, existen diversos factores que interfieren en la buena crianza de los hijos tales como: la falta de una comunicación asertiva entre padre y madre, la excesiva confianza en los hijos sin establecer límites, la poca interacción con los niños y el ilimitado uso de las tecnologías que aíslan por completo tanto a padres como a hijos.

 

Debemos recordar que los padres son el principal modelo de crianza, además saber que existen unos momentos de la comunicación en los cuales se debe ser muy concreto y respetuoso a la hora de iniciar un dialogo con los hijos; por ello ser emisor o receptor de un mensaje debe hacerse con la mayor responsabilidad, respeto, amor y tolerancia; pues “según los límites de la cancha, el jugador se comporta”.

 

Los niños al estar en etapa de crecimiento captan y asimilan información de  una manera muy rápida y constante, por ello si no se establece una buena interacción con ellos se podría dejar a la deriva su formación tanto educativa como personal, y es esta ultima la cual sienta las bases para formar ciudadanos de bien que sean productivos y sobre todo que generen una mejor ciudad, un mejor país y una mejor comunidad. Un error común de los padres es no saber explicar a sus hijos cuales son los limites de su propia libertad, en que punto se está incomodando al otro y como generar espacios saludables para la convivencia en sociedad.

 

Aprender a decir NO es una tarea compleja para los padres, en muchas ocasiones puede ser mal interpretado como coacción de las libertades; pero fundamentalmente se trata de establecer normas de respeto, de convivencia y disciplina que ayudaran a que su hijo tenga un crecimiento personal adecuado basado en los valores, el autocontrol y la autonomía.

 

Establecer diálogos con los niños diariamente fortalece las habilidades del ser; se puede trabajar con ellos en la formación de valores y respeto desde el núcleo familiar, el hogar es el punto de partida desde donde se incentiva el pensamiento crítico y responsable, allí se pueden fortalecer muchas áreas correspondientes al ser, todo enmarcado en la medida de lo posible en la buena comunicación. Algunos comportamientos que se deben evitar a la hora de  la crianza de sus hijos son: realizar promesas y no cumplirlas sean buenas o malas, no establecer normas claras, no consensuar las decisiones entre los padres a la hora de aplicar una corrección, ser autoritario y corregir con golpes o con violencia psicológica entre otras.

 

El colegio de Nuestra Señora del Buen Consejo pensando en la adecuada formación tanto académica como personal de sus estudiantes tiene implementado el proyecto Escuela de Padres  con el cual la institución busca fortalecer cada una de las familias que hacen parte de este espacio educativo, partiendo desde los valores Agustinos se enseña a las familias a velar por estos mismos y a ponerlos en práctica en cada una de las actividades cotidianas.

 

Los padres deben recordar que la educación de sus hijos no  corresponde simplemente a las instituciones educativas, ya que este es uno de los errores mas frecuentes cometidos por ellos, por el contrario, se deben entrelazar los conocimientos de un sitio al otro para mancomunadamente fortalecer el bienestar de los futuros lideres del país.

 

 

Luis Sierra – comunicador social

Susana Prado Becerra – Orientadora escolar primaria

 

 

COLEGIO DE NUESTRA SEÑORA DEL BUEN CONSEJO

© 2017 - Todos los derechos reservados. Colegio de Nuestra Señora del Buen Consejo.

Calle 104 No. 17 - 22      PBX: 256 29 63     Móvil: (312) 585 29 80

 

Horario de Atención: Lunes a Viernes: 7:00 a.m. - 12:30 p.m.

Sitio diseñado por