Ubicado en Bogotá con educación preescolar, primaria y bachillerato, calendario A, mixto, formación en  inglés intensivo y valores, ICFES Muy superior (A+)

El valor de las cosas.

Las generaciones han cambiado, y con ellas también las maneras de vivir la vida, comodidades, diversión, vestuarios, tecnología, alimentación, educación, comunicación, entre otras;  los jóvenes nacidos después del comienzo del siglo XXl han experimentado una ajetreada y diversa cotidianidad. Las necesidades básicas aún siguen siendo las mismas; pero el actual sistema de consumo de diferentes elementos nos lleva a comprar y derrochar el dinero en productos que no satisfacen una necesidad real.

En la actualidad las ciudades han convertido sus paredes, sus paraderos de buses, sus edificios y demás espacios en sitios estratégicos para hacer promoción y publicidad a diferentes productos. Las diferentes compañías han identificado que visualmente podemos impactar a grandes públicos y generar compras masivas. Económicamente, estas estrategias generan una estabilidad comercial; pero realmente, ¿cuál es el valor que le damos a los productos que compramos?

 

Muchas veces encontramos objetos abandonados, la mayoría en buen estado. Es un problema que se presenta en mayor medida en los colegios de Bogotá. Los niños y jóvenes restan importancia a diferentes elementos y no cuidan de ellos de una manera adecuada; no existe el cuidado y la apropiación de los niños por sus elementos; es un tema que a simple vista no parece tan complejo, pero que si analizamos las causas y las consecuencias puede implicar serios problemas.

 

Al igual que los sótanos de nuestras casas que están llenos de objetos poco utilizados, en grandes colegios de Bogotá también hay espacios con un amplio tráfico de cuadernos, uniformes, cartucheras, celulares entre otros que diariamente son abandonados por sus dueños. Como todo problema, este tiene sus orígenes y los podemos identificar desde casa.  Las familias juegan un papel fundamental en la resolución de problemas como la poca importancia por los objetos.

 

Uno de los actos más simples y cotidianos en el mundo entero es dar regalos en diferentes fechas o celebraciones del año, (navidad, amor y amistad, cumpleaños, día de los niños entre otros). Son aprovechados para obsequiar diferentes cosas a niños y adultos, pero ¡cuidado! No se debe obsequiar demasiadas cosas a los niños.

 

Según los expertos, al regalar excesivamente productos se pueden perder valores como el esfuerzo y la generosidad. Aquí es muy importante resaltarles a todos ustedes que al querer tener de todo por parte de los niños vamos dejando de lado al ser y empieza a primar el tener, y ¡ojo! Los niños pueden llegar a presentar conductas de superioridad y de aislamiento frente a sus otros compañeros.

 

Independientemente del valor comercial de los objetos que dejen abandonados los niños, debemos hablar con ellos para que comprendan la importancia de las cosas. Es importante que ellos asuman la responsabilidad frente a sus objetos personales desde muy pequeños y sepan que para obtenerlos se debe realizar un esfuerzo el cual no se puede echar a la basura. Una actividad que puede fortalecer sus responsabilidades es asignar en casa algunas funciones básicas que creen el hábito en ellos;  los padres de familia con el ejemplo son los responsables de formar integralmente. Deben construir con acciones, sumado a una buena comunicación en el núcleo familiar lograrán tan anhelado y preciado don en la actualidad.

 

Luis David Sierra

© 2017 - Todos los derechos reservados. Colegio de Nuestra Señora del Buen Consejo.

Calle 104 No. 17 - 22      PBX: 256 29 63     Móvil: (312) 585 29 80

 

Horario de Atención: Lunes a Viernes: 7:00 a.m. - 12:30 p.m.

Sitio diseñado por