Ubicado en Bogotá con educación preescolar, primaria y bachillerato, calendario A, mixto, formación en  inglés intensivo y valores, ICFES Muy superior (A+)

Educar desde la inclusión, nuestra apuesta pedagógica

La educación es un derecho de todos, tanto niños como adultos, blancos, afrodescendientes, indígenas, citadinos y campesinos pueden y deben acceder a una educación de calidad que represente bienestar social para cada uno de ellos; el país desde los centros educativos en las diferentes etapas de formación, desde preescolar hasta las etapas de educación superior velan por la inclusión de cada uno de los ciudadanos a estos procesos; son luchas constantes para garantizar a cada persona una vida digna desde la formación educativa; tarea que no es fácil para los educadores y para cada uno de los involucrados en la educación de los niños, niñas y jóvenes de Colombia y el mundo.

Todos y cada uno hablamos de inclusión, pero, ¿en realidad sabemos cuál es el significado de esta palabra tan importante para muchas personas que han vivido la exclusión? Debemos ser conscientes que las palabras por si solas no generan transformación social, articulando las acciones con las oraciones logramos mejorar la sociedad que nos rodea; pensando en esta palabra clave para lograr buenas relaciones entre los seres humanos el Colegio de Nuestra Señora del Buen Consejo apuesta por la inclusión integral de estudiantes con Síndrome de Down al proceso formativo dentro de las aulas, el colegio piensa actualmente en fortalecer conocimientos y capacidades de cada uno de estos fabulosos integrantes de la familia del Buen Consejo que día tras día nos enseñan a vivir, a sonreír, y sobre todo a perseverar frente a las adversidades, nuestros estudiantes con síndrome de Down actualmente de la mano de los docentes, orientadores escolares y coordinaciones quienes guían sus pasos en pro de formar seres integrales profesional y personalmente desarrollan habilidades cognitivas y sociales, pues aquí el docente más que ser profesional es un ser comprometido con su labor y es quien brinda todo de sí para fortalecer en los niños y las niñas aptitudes.

 

Reconocemos a los niños como seres con dinámicas totalmente diferentes a las concebidas por los adultos, además queremos que sean reconocidos como personas con capacidades inigualables, que sean competentes en el ámbito académico, en el ámbito social y en el cultural; las puertas de la familia del Buen Consejo siempre están disponibles para fortalecer seres humanos, resaltamos el esfuerzo que cada uno de los padres realiza para educar a sus hijos con los mejores valores y principios, es por ello que cada uno de ustedes debe interiorizar sus metas familiares, sus sueños, sus planes a futuro, para que las nuevas generaciones que hoy en día se encuentran en esta institución sientan el gran apoyo que cada familia brinda a sus pequeños.

 

Las familias de los niños con síndrome de Down ven truncadas sus esperanzas frente a la educación de sus hijos ya que muchos lugares cierran sus puertas a la posibilidad de articular a sus procesos de formación a estos niños por desconocimiento de esta condición, mitos sobre esta población, el poco conocimiento para relacionarse con ellos, desconocimiento de sus padecimientos entre otras generan  en muchas familias exclusión de diferentes espacios de aprendizaje; La familia debe permanecer muy unida al colegio y juntos vamos entretejiendo un proyecto común viable, progresivo y promotor de vidas humanas y cristianas.

 

Desde el planteamiento de las Hermanas Agustinas Misioneras desde su carisma y espiritualidad es fundamental incluir a cada uno de los seres humanos en la educación;  el servir a la sociedad no debe estar condicionado por ningún motivo, el respeto por la vida y por cada uno de los seres que vivimos en sociedad es para las hermanas Agustinas muy importante ya que así forjamos las bases del respeto, la educación y la inclusión; la calidad humana presente dentro de la institución por parte de docentes, administrativos, profesores y alumnos para con los niños con síndrome de Down es ejemplo para la sociedad, amor, solidaridad, amistad y fraternidad son ofrecidos a todos ellos;  la familia del Buen Consejo reúne un sinnúmero de valores que todos los días son demostrados en la interacción de cada uno de nuestros miembros en la institución y en diferentes contextos sociales.

 

Cada uno de nosotros merece ser aceptado en sociedad, cada uno merece ser escuchado, ser comprendido, ser incluido y ser amado, así como Dios ama a todos y cada uno de nosotros; por ello hoy y siempre les decimos: Gracias por confiar en nosotros ¡Bienvenidos a su colegio!

 

Hermana María Altagracia Gil Pichardo

Luis David Sierra

COLEGIO DE NUESTRA SEÑORA DEL BUEN CONSEJO

© 2017 - Todos los derechos reservados. Colegio de Nuestra Señora del Buen Consejo.

Calle 104 No. 17 - 22      PBX: 256 29 63     Móvil: (312) 585 29 80

 

Horario de Atención: Lunes a Viernes: 7:00 a.m. - 12:30 p.m.

Sitio diseñado por